Melbises Ceballos

Nací en el año 1977 en la República Dominicana y desde los 10 años empiezo mi pasión por la repostería cuando llegué a una actividad extra escolar en un colegio de Monjas en el que estudié (Colegio La Milagrosa). Siempre recordaré aquellas tardes con clima tropical, cuando empecé hacer mis primeras tartas y flores de azúcar, y allí pude ver todo lo grande que puede ser este mundo.

La verdad es que no llegué a desarrollar todo lo que quería en la repostería, porque luego empecé otros caminos en el mundo del marketing que me alejaron parcialmente de mi pasión.

En casa siempre preparaba postres caseros para las eventos familiares, pero dedicarme profesionalmente en este mundo, no pasaba por mi mente.

Hasta que después de llegar a España, unas amigas me animaron a que me dedicara a este mundo mágico para mi. La verdad que pensé que bromeaban conmigo, jajaja.

 

Así que mi gran amigo y esposo Juan Salado, me animó a que pudiera realizar mis sueños, dándome su apoyo incondicional para este proyecto, El horno de Mel. Él es mi mayor fan.

Y así empieza esta aventura, llena de sorpresas y llena de compromisos con nuestros clientes, de preparar para ellos un momento mágico y especial en cada evento organizado.